martes, 24 de abril de 2012

Fred Leuchter





Frederick A. (Fred) Leuchter, Jr. (nacido en 1943) es un técnico de la ejecución de América que saltó a la polémica por su testimonio en defensa de Ernst Zündel negador del Holocausto. Afirma que han mejorado la silla eléctrica para que sea más humano, de haber diseñado una máquina de inyección letal, y que ha actuado como consultor de las cámaras de la horca y el gas,  a pesar de una serie de estados de EE.UU. afirma haber actuado como consultor de haber negado esa relación haya existido jamás. Su estudio en el juicio de Zündel se conoce como el Informe Leuchter y es a menudo considerado como un punto de referencia científico de la negación del Holocausto, aunque sus métodos de investigación y las conclusiones han sido refutadas. Un documental, titulado El Sr. Muerte: El Auge y caída de Fred A. Leuchter Jr. , fue lanzado por Errol Morris en 1999.Leuchter pasó gran parte de sus servicios que ofrece la vida a varios estados para ayudarlos a mantener, mejorar, documentar y comprobar su equipo para la administración de la pena capital, a través de su firma, Fred Leuchter Asociados. Su trabajo inicial fue con sillas eléctricas, a partir de Tennessee. Más amplias demandas de Leuchter es que su trabajo en esta área es "humanitaria", que proporciona un mayor respeto por los dos guardias y los que se ejecuta. Más tarde declaró que apoyaba la "pena de muerte, no la tortura de capital". También afirma que él ofreció sus servicios en la economía considerable: off-the-shelf partes, mano de obra y un beneficio del 20%. [1] Por su propia cuenta, la consulta entre las agencias del gobierno estatal extendió su reputación de Tennessee a otros estados, y asignaciones adicionales seguido. De acuerdo con la misma cuenta, estas agencias no tuvo reparos en Leuchter tareas con el trabajo en los sistemas de ejecución con los que no tenían experiencia previa, y fue de esta manera que la propuesta de Leuchter para un sistema de inyección letal fue aceptada primero por Nueva Jersey.
El 13 de octubre de 1990, The New York Times el artículo, que lo describió como "asesor principal de la nación sobre la pena capital", citó a un anestesiólogo experto en la máquina de inyección letal de Leuchter que dice "Su sistema de inyección haría que un interno incapaz de gritar acerca de la extrema ' dolor en la forma de una sensación de ardor severo "causado por el cloruro de potasio ...". Newsweek 's 22 de octubre 1990 número publicado una reclamación de Alabama Asistente Fiscal General Ed Carnes llaman puntos de vista de Leuchter en la cámara de gas "poco ortodoxas" y alegando que " Leuchter fue ejecutar un corredor de la muerte esquema de extorsión: si un estado no ha comprado los servicios de Leuchter, que iba a testificar en el último minuto para el condenado que la cámara de muerte del estado pueden funcionar incorrectamente ".
La Associated Press citó a Carnes, alegando que Leuchter hizo "dinero en ambos lados de la valla. (Associated Press, 24 de octubre, 1990). En su memorando a los estados la pena de muerte, Carnes observó que en la Florida y Virginia los tribunales federales habían rechazado el testimonio de Leuchter como poco fiable. El tribunal de Florida, había encontrado que Leuchter se había "malinterpretado las declaraciones de los contenidos en una declaración jurada importante y había" erróneamente supuso "una premisa fundamental de su conclusión. En Virginia, Leuchter siempre el abogado de un preso condenado a muerte con una declaración jurada afirmando la silla eléctrica sería un fracaso. El tribunal de Virginia decidió la credibilidad de la declaración de Leuchter era limitada debido a Leuchter era "el contratista se negó que se haga una oferta para reemplazar los electrodos en la silla de Virginia. ( Newsweek , 22 de octubre de 1990, pág. 22) (En la película la muerte del señor, Leuchter , indicando que la electrocución sería lo que elegiría si estuviera obligada a elegir los medios de su propia ejecución, da la Florida, Alabama y Virginia, los nombres de los tres estados en los que no quieren ser electrocutado.)
La investigación en Auschwitz
Por recomendación de Bill Armantrout, director de Penitenciaría del Estado de Missouri, en Jefferson City, Missouri, Leuchter fue contratado por Ernst Zündel, quien estaba siendo juzgado en Canadá por la publicación de obras de la negación del Holocausto, para investigar y dar testimonio como testigo experto en el juicio, con un salario de $ 35.000. En su calidad de director, Armontrout fue personalmente responsable de llevar a cabo ejecuciones por el uso de gas de cianuro. [1] Leuchter viajó a Auschwitz y Birkenau para examinar ilegalmente las estructuras identificadas como cámaras de gas, y llegó a la conclusión de que no podría haber sido utilizado para la el asesinato en masa. Publicaciones de Zündel Samisdat publicó sus hallazgos como El Informe Leuchter: un informe de ingeniería sobre las Cámaras presunta ejecución en Auschwitz, Birkenau y Majdanek de Polonia (publicada en Inglaterra por el editor de Irving, Publicaciones de los Puntos Focales, en Auschwitz: El final de la línea: El Leuchter Informe - El primer examen forense de Auschwitz ), que el tribunal aceptó sólo como pantalla de prueba y no como prueba directa;. Leuchter era necesario por lo tanto, para explicar y dar testimonio de la veracidad de sus conclusiones bajo juramento en el juicio [1] Su informe fue ampliamente reeditado y traducido por organizaciones de la negación diversos, y desde entonces ha dado conferencias sobre el mismo y sus experiencias posteriores.  Las protestas se organizaron en respuesta. Los defensores de Leuchter decir estas protestas destruyó su carrera y su vida.
En 1988, Leuchter viajó a varios sitios de las estructuras identificadas como las cámaras de gas, en su caso, a pesar de que no tenía permiso para hacerlo, se recogieron muestras de las paredes, techos y suelos, usando un cincel y un martillo para chip y raspar las piezas de la albañilería.  Él tomó abundantes notas sobre los planos de planta y el diseño, y todas sus acciones fueron grabadas en vídeo por un camarógrafo. (Leuchter, que había estado casado durante aproximadamente un mes antes del viaje, dijo a su esposa que el viaje a Auschwitz-Birkenau fue su luna de miel.  Leuchter entonces trajo las muestras de regreso a Boston, donde se los presentó a Alpha Laboratorios Analíticos , un laboratorio superior, para la prueba. Leuchter, dijo Alpha sólo que las muestras iban a ser utilizados como evidencia en un caso judicial acerca de un accidente industrial. El laboratorio de pruebas para que la exposición a pequeñas cantidades de cianuro y se encontró en los crematorios supuesto, que Leuchter desestimó en su informe:
"Es notable que casi todas las muestras fueron negativas y que los pocos que dieron positivo fueron muy cerca del nivel de detección de 1mg/kg), 6,7 mg / kg en el Krema III, 7,9 mg / kg en el Krema I. La ausencia de cualquier lecturas resultantes de cualquiera de los lugares evaluados en comparación con la muestra de control de lectura 1050 mg / kg apoya la evidencia de que estas instalaciones no fueron cámaras de gas para ejecuciones Las pequeñas cantidades detectadas indicarían que en algún momento de estos edificios fueron externamente con Zyklon B -. como estaban todos los edificios en todas estas instalaciones ".
Leuchter no se refiere a la discrepancia entre las cantidades de cianuro que se retira frente a la falta total de cualquier residuo de cianuro encontrado en su muestra de 12, una muestra tomada de una junta en un edificio sin relación destinados a utilizarse como un control negativo , sino que sólo se comparan los valores bajos en el Krema supuesto a las lecturas más altas en la muestra de control positivo.
Lab Manager James Roth bajo juramento a los resultados de la prueba.  Fue sólo después de que se bajó la postura de que Roth se enteró de lo del juicio estaba a punto. En una entrevista para la película de Morris, afirma Roth que el cianuro habría formado una capa extremadamente fina en las paredes, a la profundidad de una décima parte de un cabello humano. Leuchter había tomado muestras de un espesor determinado (que se ve en el martilleo de cine de Morris en los ladrillos con un martillo de piedra).  No se informó de esto, Roth había pulverizado las muestras enteras, así severamente la dilución de la capa que contiene cianuro de cada muestra con una cantidad indeterminada de ladrillo, variando para cada muestra. Roth ofrece la analogía de que las pruebas eran como mirar a las maderas cuando se necesita que se busca en la pintura.
Leuchter no examinó las paredes de las cámaras de gas hasta cincuenta años después de haber sido utilizados, sus críticos señalan que habría sido prácticamente imposible descubrir cualquier cianuro en toda la utilización del método. De hecho, las pruebas realizadas en las rejillas de ventilación inmediatamente después del final de la guerra mostraron cantidades sustanciales de cianuro. Las cámaras fueron destruidas por los nazis cuando abandonaron Auschwitz, y las instalaciones de Leuchter fueron examinados, de hecho, parcialmente reconstruido. Leuchter era consciente de que parte del campo y las cámaras fueron reconstruidas, por lo que no tenía manera de saber si los ladrillos que estaba raspado eran en realidad parte de la cámara de gas original.
Leuchter también afirmó que los sistemas de ventilación necesarias y otras piezas simplemente no cabrían. Documentos de la época muestran que las cámaras de gas, de hecho, tenía poderosos ventiladores capaces de limpiar las cámaras de gas en cuestión de minutos. Al ser cuestionado en los tribunales, dijo Leuchter no tenía conocimiento de esos documentos.
Muchas de las conclusiones de Leuchter se basan en el supuesto de que se tarda 20 a 30 horas para ventilar una habitación desinfectada con Zyklon-B, ya que las concentraciones mucho más bajas son necesarios cuando se gasear la gente que realmente tiene de 20 a 30 minutos para ventilar la habitación y obligó a la sistemas de ventilación utilizados son más que suficientes para permitir que las cámaras de gas para operar sin poner en peligro a los verdugos. Cuando se le preguntó en la corte, Leuchter admitió que no había visto un documento por el Comandante Waffen SS para la construcción emite cuando las cámaras de gas fueron construidas, que estimó que tenía una capacidad de 24 horas de 4756 personas, más de 30 veces de Leuchter estimación de 156.
Durante el juicio, Leuchter han denunciado también que sería peligroso para albergar a los hornos de cremación de las víctimas en el mismo edificio en el que las cámaras de gas fueron localizados, debido a que el "gas podría explotar" El único gas estalla en una concentración mínima de 56.000 PPM, alrededor de 200 veces más que la concentración letal.  Leuchter también declaró que era imposible matar a seis millones de personas en Auschwitz (seis millones es la estimación comúnmente dado a todos los Judios asesinados durante el Holocausto, no el número estimado de los gaseados en Auschwitz). Además, en lo que respecta a Leuchter estimaciones sobre el número que podrían ser asesinados por las cámaras de gas en Auschwitz:
Leuchter llega a sus cifras el supuesto de que las personas que podrían ocupar las cámaras de gas con una densidad máxima de 1 persona por cada 9 metros cuadrados con una densidad de 1,2 / m²) y que tomaría una semana para ventilar las cámaras de gas antes de que pudieran ser utilizados por otra ejecución en masa. Estas suposiciones son absurdas.
La oposición de Leuchter a la posibilidad de las cámaras de gas se basa en la relativamente baja concentración de residuos de cianuro se mide en la muestra de los restos de las cámaras de gas en Auschwitz, en comparación con la muestra de las "cámaras de desinfección" en el que la ropa se despiojados usando el mismo gas , cianuro de hidrógeno. Sin embargo, el informe contiene el supuesto de que las bajas concentraciones son necesarios para la desinfección que matar a los seres humanos y otras criaturas de sangre caliente, de hecho, con sus estructuras más simples y metabolismos más lentos, los insectos son más resistentes a estos venenos metabólicos graves de los mamíferos. Tanto los estudios toxicológicos y la experiencia práctica demuestran que se requiere una concentración mucho más alta de cianuro (16.000 partes por millón) para matar insectos que matan a los seres humanos (300 ppm), así como un tiempo de exposición de muchas horas en lugar de sólo unos minutos. Leuchter tampoco explica su creencia que el Zyklon-B se utiliza para la desinfección, teniendo en cuenta su creencia de que el producto podría presentar dificultades técnicas en la ventilación y la descontaminación, como para que sea práctico para su uso en una cámara de gas.
Leuchter inicialmente negó cualquier deseo de refutar el Holocausto, y afirma que sólo se llegó a dudar de su aparición como resultado de estar convencido de que las estructuras que veía no eran cámaras de gas. Él dice que llevó a cabo la investigación y dieron testimonio de él porque él creía en la libertad de expresión y la libertad de pensamiento y sentía que la gente debería poder publicar sus puntos de vista, equivocada y sin embargo que él cree que todo hombre merece un juicio justo (Zündel se enfrentaba a 25 años de prisión si es que había perdido), y él era el único experto competente para prestar el testimonio clave. Sin embargo, los críticos argumentan que Leuchter tenido una carrera rentable como un "testigo experto" para alquiler de coches, que diría cualquiera que sea su contratista quería que dijera y, según testimonios en el juicio, Zündel pagó Leuchter $ 35.000 para su informe.
Secuelas
Se organizaron protestas fuera del Palacio de Justicia de Canadá, y cerca de la casa de Leuchter en Malden, Massachusetts. Sin embargo, a pesar de la mala publicidad que Leuchter se mantuvo activo hasta 1990, cuando su falta de calificaciones a la práctica fueron expuestos. A finales de 1980, tras el juicio de Ernst Zündel, que fue presentado tanto en el Atlantic Monthly y el Prime Time Live de artículos sobre la pena capital, ninguno de los cuales mencionó a su asociación con Zündel. También a raíz de su participación en el proceso Zündel, Leuchter comenzó a dar conferencias a grupos de la negación del Holocausto como el Institute for Historical Review (IHR) acerca de su investigación y continuó la creencia en las conclusiones a las que declararon en el juicio. Un discurso ante la Conferencia del IHR Undécima en octubre de 1992, incluyó el siguiente comentario:
En este caso, yo es que yo post mortem - y el cadáver no está muerto! Mucho a la consternación de mis verdugos, la ejecución fue tan mal fallido de que soy capaz de estar aquí ante ustedes para decir la verdad, y para decirle al mundo que no soy yo mismo, pero la historia del Holocausto que está muerto. Repito para que quede constancia: que fue condenado por sostener que no hubo cámaras de gas de Auschwitz, Birkenau, Majdanek, Dachau, Mauthausen o el Castillo Hartheim. No hay pruebas de la acusación, sólo insinuaciones, mentiras y medias verdades. Robert Faurisson, Ernst Zündel y otros dijeron que la primera. Ellos, también, vivir como víctimas de ejecuciones fallidas, pero sin embargo la libertad de hablar la verdad con una voz fuerte y en crecimiento que se repite: No hay cámaras de gas, no hay cámaras de gas, no hay cámaras de gas malditos!
...
Porque yo era algo ingenuo en ese momento, yo no era consciente de que de este modo dar testimonio que ofendía a la comunidad judía mundial organizada. Al ofrecer la prueba final y definitiva que no hubo cámaras de gas utilizadas para los propósitos genocidas por los alemanes en estos campos durante la guerra, que estableció el simple hecho de que la historia del Holocausto no es cierto. Lo que no sabía era que cualquiera que exprese tales creencias es culpable de un crimen capital: la de pensar y decir la verdad inefable de la mentira más grande de la época.
Yo tendría que pagar por este crimen. Mientras yo inocentemente le dijo la verdad en Toronto, se hicieron planes, y ejecutado posteriormente por un gran esfuerzo para destruirme. Si yo pudiera ser destruido y desacreditado - por lo que el razonamiento era - a nadie se le acepte mis resultados profesionales, sin importar cuán veraz.
En octubre de 1990, el estado de Massachusetts presentaron cargos criminales en contra de Leuchter para representarse a sí mismo como ingeniero sin licencia.  Leuchter dice que fue víctima de una persecución selectiva, ya que sólo el 10% de los ingenieros son en realidad una licencia. Los críticos han argumentado que Leuchter no sólo carece de una licencia de ingeniería, pero no tiene un grado de ingeniería o de otro profesional de la certificación o credencial reconocida - la educación sólo se compone de una licenciatura en historia, que completó en 1964. Él admite haber tenido ningún entrenamiento formal en toxicología, la biología o la química.  Además, aunque Leuchter tenido alguna experiencia con sillas eléctricas y sistemas de inyección letal se descubrió que sus afirmaciones de experiencia en el área de cámaras de gas era una fabricación y no tenía ninguna experiencia con ellos.
Cuando trató de vender partes de una máquina de inyección letal y otro inventario de Fred Leuchter Asociados, gran parte de elementos de trabajo pendiente para los diferentes estados que se negaron a pagarle por el trabajo previamente contratado o acordado, se le acusó de nuevo (reclamaciones de Leuchter que el de Massachusetts Fiscal General tuvo que explicar que la venta de los equipos ofertados no era, de hecho, ilegal), su esposa se ​​divorció de él en este mismo período.  Las cuestiones que rodean la venta del equipo fueron cubiertos en los periódicos del área de Boston. Leuchter alegó, además, que los estados (se ha nombrado a Delaware y el Fiscal General Adjunto, Fred Silverman) se negó a hacer negocios con él y cumplió con los acuerdos existentes, no a causa de su falta de cualificación, sino por su participación en el proceso Zündel.
Ahora, sin un puesto de trabajo o la esposa, él recibió una oferta para venir a California, pero la compañía se fue a trabajar para quedarse sin dinero, dejando varados Leuchter. David Irving, que habló durante varios años antes de perder su demanda por difamación contra Deborah Lipstadt y la ruina de su propia reputación ante un tribunal británico, se mostró sorprendido de que Leuchter no se suicidó como consecuencia de su destitución. Irving ha llamado Leuchter un "tonto" como él ha dicho que el informe Leuchter lo convenció de que la historia del Holocausto recibió es una mentira (abogado de Lipstadt en el juicio por difamación citó declaraciones contemporáneas de Irving en este sentido en su discurso de apertura).
Leuchter fue arrestado y deportado poco después del Reino Unido en noviembre de 1991. Se le había prohibido la entrada al país por el Ministerio del Interior y su entrada y presencia en el país, se consideró ilegal. Leuchter afirmó que Estados Unidos Consulado de personal efectivamente le negó la ayuda. Él se había interrumpido, mientras que invitó a dar un discurso a instancias de Irving; su charla seguida de inmediato por un Robert Faurisson. El relato de este incidente se dio en el mismo discurso de donde se tomó el bloque anterior citado. Leuchter también se ha referido a todas las adversidades a esa fecha después de su comparecencia en el juicio de Zündel, que atribuyó a una conspiración judía más grande en su contra, dirigido por Beate Klarsfeld y su fundación con sede en París.
La repetición del examen de Leuchter
En febrero de 1990, el profesor Jan Markiewicz, director del Instituto Forense de Cracovia, volvió a hacer el análisis.  Markiewicz decidió que la prueba de azul de Prusia no era fiable porque depende de la acidez del medio, que fue baja en las cámaras de gas. Markiewicz y su equipo utilizaron técnicas de microdifusión para la prueba de cianuro en las muestras de las cámaras de gas, a partir de cámaras de desinfección, y de áreas de estar en otro lugar dentro de Auschwitz. Las muestras trimestre de vida (controles negativos) fueron negativos, mientras que los residuos de cianuro se encuentra tanto en las cámaras de desinfección y las cámaras de gas. La cantidad de cianuro encontrados tenían una gran variabilidad (posiblemente debido a los 50 años de exposición a los elementos en diversos grados , pero aún así, los resultados fueron categóricos que el cianuro se encuentra en espera, tanto en las cámaras de gas y la desinfección del instalaciones, y no se encuentra en la vivienda, el apoyo a la hipótesis de que las cámaras de gas fueron expuestos a altos niveles de cianuro, como las instalaciones de desinfección, y no los bajos niveles de fumigación de rutina, como la vivienda.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Excelente y muy interesante! me ayudo mucho en mi trabajo!

    ResponderEliminar