martes, 24 de abril de 2012

Richard Williamson










Richard Nelson Williamson (nacido en Londres el 8 de marzo de 1940), es un obispo católico inglés de la Fraternidad San Pío X (FSSPX) consagrado por Monseñor Lefebvre. Fue excomulgado por el papa Juan Pablo II en 1988 acusado de cismático y no seguir la verdadera Tradición de la Iglesia católica. Benedicto XVI remitió la suspensión a través de la Congregación para los obispos el 21 de enero de 2009, pero aún permanece suspendido de sus funciones como sacerdote y como obispo. Sus declaraciones a la televisión sueca, en las cuales niega la utilización de cámaras de gas por parte de los nazis para el genocidio judío, ha levantado un grandísimo escándalo que le valió a principios de febrero de 2009 el ser relevado como director del seminario en La Reja, Provincia de Buenos Aires, donde ocupaba el cargo de director y posteriormente el inicio de una demanda penal en su contra por "apología del delito", solicitándose al gobierno nacional argentino que sea declarado "persona no grata", lo que derivó en su expulsión del país.En junio de 1988 el arzobispo Marcel Lefebvre anunció su intención de consagrar a Williamson junto a otros tres sacerdotes como obispos. Lefebvre no tenía un permiso pontificio para semejante acto, por ejemplo, la autorización del Papa, requerido por el canon 1382 del Código de Derecho Canónico.
El 17 de junio de ese mismo año, el cardenal Bernardin Gantin, prefecto para la Congregación de Obispos, envió una advertencia a Williamson que si aceptaba la ordenación a obispo incurriría en desobediencia pontificia y sería excomulgado de manera inmediata.
El 30 de junio, sin embargo, Williamson continuó con la determinación y fue consagrado obispo por Lefebvre junto a otros tres sacerdotes.
El 1 de julio el cardenal Gantin publicó una declaración en la cual se decía que Lefebvre, Williamson y los otros tres nuevos obispos, habían incurrido en la excomunión latae sententia reservada al Santo Oficio ipso facto.
El 2 de julio el papa Juan Pablo II publicó el motu proprio Ecclesia Dei en el cual confirmaba la excomunión y describía la consagración de Lefebvre como una "desobediencia al Romano Pontífice en materia grave y de suprema importancia para la unidad de la Iglesia" y que "tal desobediencia - que implica una práctica de rechazo de la primacía romana, constituye un acto de cisma". El cardenal Darío Castrillón Hoyos, encargado de la comisión responsable para la aplicación de la Ecclesia Dei, afirmó entonces que dicho acto de desobediencia constituía una situación de separación, aunque no fuera formalmente un cisma.
Por su parte, Williamson y sus seguidores, negaron la validez de la excomunión diciendo que las consagraciones eran necesarias debido a la crisis moral y teológica de la Iglesia Católica.Williamson ha sido acusado de negar el Holocausto judío.,pues afirmó que las víctimas judías del nazismo no forman parte de ningún holocausto y que sólo habrían muerto de 200.000 ó 300.000 en vez de seis millones de judíos. Cuestionó la existencia de las cámaras de gas. Williamson también ha elogiado al negacionista Ernst Zundel.
Sus puntos de vista al respecto fueron dichos en una entrevista a la televisión sueca en noviembre de 2008 y emitida el 21 de enero de 2009, justo días antes de que el Vaticano levantara su excomunión.
Los comentarios de Williamson crearon una reacción inmediata de protestas e incluso el riesgo de una prosecución judicial en Alemania en donde se produjo la entrevista y en donde negar el Holocausto Judío es considerado ilegal y puede ser castigado con hasta cinco años en prisión. El 4 de febrero el fiscal de Alemania anunció que iniciaría una investigación legal respecto a dicha declaración.
El obispo Fellay, superior de la SSPX, inicialmente declaró que Williamson era responsable de su propio punto de vista personal y que dicha apreciación no comprendía a la Sociedad religiosa como un todo.46 Por su parte, los superiores distritales de la SSPX de Suecia y Alemania se distanciaron de cualquier presunción de antisemitismo y racismo y prohibieron a Williamson de hablar en público acerca de asuntos históricos o políticos. Posteriormente pidieron al Papa Benedicto XVI que perdonara por los "daños causados por las declaraciones de Williamson".
El mismo Williamson envió una carta al Papa expresando disculpas acerca del problema causado, pero no se retractó de su afirmación.
Las reacciones por parte de las comunidades judías fueron especialmente fuertes y negativas. El 23 de enero, un día antes de que el decreto que levantaba la excomunión, fuera publicado, Abraham Foxman, presidente de la Liga Anti-difamatoria, escribió al cardenal Walter Kasper para expresarle su oposición a cualquier evento de reintegración del obispo Williamson.
El portavoz del Vaticano, P.Federico Lombardi, comentó que los puntos de vista de Williamson no tenían impacto en la decisión. Monseñor Robert Wister, profesor de historia de la Iglesia, opinó ue los comentarios de Williamson podrían ser "ofensivos y erróneos", pero no "heréticos" y que no eran excomunicables, llamando a Williamson "no un herético, pero sí un mentiroso".
El 8 de febrero de 2009 la Fraternidad Sacerdotal San Pío X relevó a Richard Williamson de su cargo como director del seminario en La Reja, Buenos Aires. Posteriormente, el editor de la revista Newsweek, Sergio Szpolski presentó una denuncia penal contra el obispo la cual está en manos del juzgado del Dr. Ercolini. Se trata de una denuncia penal por “Apología del delito”, agravada por el incumplimiento de la ley Antidiscriminación. Asimismo, el rabino Daniel Goldman pidió al Gobierno nacional argentino que se declare a Williamson como 'persona no grata' "ya que no debemos albergar en nuestras tierras a estos apologetas del odio".
El 20 de febrero de 2009 el gobierno de Argentina en cabeza del ministro del interior Florencio Randazzo, pidieron al obispo Williamson dejar el país o someterse a la expulsión. El gobierno justificó su decisión en que Williamson "ha fraguado reiteradamente el verdadero motivo de su permanencia en el país" y subrayó que las declaraciones del obispo al negar el holocausto judío "agreden profundamente a la sociedad argentina, al pueblo judío y a la humanidad toda, pretendiendo negar una comprobada verdad histórica". Abandonó el país el 24 de febrero de 2009.
El 26 de febrero de 2009 monseñor Williamson pidió perdón públicamente por sus declaraciones a la televisión sueca,54 pero la Santa Sede consideró insuficiente esa disculpa.55
Por la polémica suscitada, el 10 de marzo de 2009 Benedicto XVI escribió una carta a los obispos explicando la remisión de la excomunión a los cuatro Obispos consagrados en el año 1988 por el Arzobispo Lefebvre sin mandato de la Santa Sede.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada