jueves, 31 de mayo de 2012

Muchachas de Uniforme [Mädchen in Uniform] (1931) de Leontine Sagan































'Muchachas de uniforme' (Mädchen in Uniform), es una película alemana de 1931, dirigida por Leontine Sagan y basada en la novela Das Mädchen Manuela («La niña Manuela») de Christa Winsloe. Con un reparto totalmente femenino, fue estrenada en diversos países, siendo censurada en algunos de ellos. La historia volvió a filmarse en 1958.
La película está considerada como la primera de temática lésbica de la historia.
La joven huérfana Manuela von Meinhardis es internada por su tía en un severo colegio para hijas de oficiales. Ahí las chicas son educadas con una severa disciplina y en condiciones bastante duras. Sin embargo hay una pequeña excepción, la señorita von Bernburg, una profesora que tiene fascinadas a muchas de las alumnas y hacia la que Manuela sentirá una atracción instantánea que transgredirá las rígidas normas de la institución.

Muchachas de Uniforme es una obra absolutamente sorprendente y llamativa teniendo en cuenta su época de realización. Estrenada en los últimos años de la República de Weimar antes de la llegada del nazismo, el film destaca por su retrato de la feminidad y la psicología de sus protagonistas. No era muy habitual por entonces que una película se dedicara tan enteramente a figuras femeninas (y menos aún que no hubiera ni un solo personaje masculino en todo el metraje), y por ello no es de extrañar que en los últimos años haya sido rescatada para ser fruto de análisis feministas.

Hay ante todo dos grandes temas en Muchachas de Uniforme que deben estudiarse por separado: una crítica a la severa y estricta ideología prusiana y la atracción que sienten las alumnas hacia la señorita von Bernburg.En lo que respecta al primer tema, el film es implacable y bastante revolucionario para una Alemania que aún por entonces tenía reciente su pasado prusiano y que desgraciadamente pronto vería renacer algunas de esas actitudes en el nazismo. Las niñas son educadas en el internado con una disciplina tan estricta que solo puede buscar convertirlas en seres sin sentimientos y sin iniciativa. Este tipo de educación es explicado por la directora al inicio del film cuando se le dice que algunas niñas se quejan porque pasan hambre, a lo que ella responde que para darles una verdadera educación prusiana deben pasar hambre y someterse a una estricta disciplina. En otro momento aludirá al mismo hecho diciendo que “la patria necesita hombres de hierro”.

Las jóvenes no comprenden por qué deben pasar tantas penurias o por qué sus padres les han enviado ahí, especialmente algunas cuyas madres también fueron educadas en ese mismo internado y ya conocían las condiciones en que estaban. En realidad se espera que en el futuro ellas se vuelvan también seres fríos e implacables que manden ahí a sus hijas.
Los pocos momentos en que las alumnas se dejan llevar por algún sentimiento espontáneo o de felicidad (riendo entre ellas, haciendo bromas, etc.) son siempre reprimidas por alguna profesora, como si les estuviera prohibido disfrutar de su juventud. No deja de ser irónico que cuando la Princesa les hace una visita comente que es reconfortante “ver a tantas niñas felices“.
Ficha técnica
Dirección Leontine Sagan
Producción Carl Froelich
Guion Christa Winsloe
Friedrich Dammann
Música Hansom Milde-Meißner
Protagonistas Emilia Unda
Dorothea Wieck
Hedwig Schlichter
Hertha Thiele

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada