martes, 29 de octubre de 2013

León Degrelle CARTA AL PAPA

Dijo Adolf Hitler que si hubiera tenido un hijo, le hubiera gustado que fuese él. El “piropeado” era el belga León Degrelle que se la devuelve al tirano diciendo de él: “el hombre más grande de nuestra época”. Tanto cariño mutuo se reflejó en una carrera militar de ascensión estratosférica que culmina con su nombramiento como General de las SS. Y cuando los barcos se van a pique, las ratas salen por las claraboyas más rápido que un ciclista dopado. Y eso hizo el héroe, mover cielo, tierra y documentos para encontrar un país que lo refugiara justo cuando la cosa se había puesto bastante fea. ¡Qué le dieran al hombre más grande de la época y a toda la cruz gamada que salvar el culo era objetivo primordial! Dicho y hecho, Degrelle encuentra asilo en un país con el norte perdido y la moralidad laxa: ESPAÑA.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada