jueves, 5 de abril de 2012

Giuseppe Veneziano y sus obras La Virgen del Tercer Reich

Una obra del italiano Giuseppe Veneziano se transformó en centro de atención y de polémica en una exposición que está prevista para el 17 al 22 de julio en el Palacio Panichi, en Pietrasanta.

La obra “La Virgen del Tercer Reich” generó polémicas luego que apareciera arropando al dictador alemán Adolf Hitler, emulando ser el niño Jesús

Lo cierto es que el cartel promocional de la exposición Zeitgeist, presenta a la virgen que arropa a un niño con bigote que emula al dictador. La imagen ya no aparece en el catálogo de la muestra ofrecido en la página web del centro de exposición.

Giuseppe Veneziano es conocido por sus imágenes provocadoras, como la de la cabeza decapitada de la periodista italiana Oriana Fallaci, y esta exposición recoge algunas de sus obras más llamativas.

La Virgen del Tercer Reich, según informan los medios de comunicación italianos, ha causado la irritación del párroco de la localidad Stefano D’Atri y de algunas asociaciones, por lo que el alcalde de la localidad, Domenico Lombardi, ha tenido que salir al paso.




Lo que unos consideran arte, religiosos católicos de nuestro país lo definen como “blasfemia”, “ofensa” y sobre todo provocación. Desde que la imagen de la pieza pictórica del artista italiano Giuseppe Veneziano, salió a luz, sobran las opiniones de repudio a esa propuesta que bajo el título “Virgen del Tercer Reich” recrea a una virgen acunando a un niño, cuya imagen evoca a la del dictador alemán Adolf Hitler.

“A este pintor había que llevarlo a un tribunal porque está ofendiendo a mucha gente. Esto no se trata solamente de un problema dentro de la Iglesia”, opina molesto monseñor Bernardo Hombach, agregando que algo tan repugnante sólo pudo haber surgido de “una mente perversa, tal vez de un hombre que quiso ganar fama y con sus obras no pudo y se aprovecha de esto”.

Para monseñor René Sándigo, Obispo de Chontales, ésta es una muestra clara de la intolerancia religiosa que ya está tomando fuerza en el mundo, y que el mismo papa Benedicto XVI ha advertido como el nuevo rostro del racismo.

También lee la obra como una provocación que da muestra de que una “temática del pasado todavía está teniendo su sombra en el presente, por lo grotesca que fue en la historia de una raza”.

Y aunque también hace un esfuerzo por ubicar la pintura como la simple perspectiva de un artista, monseñor Sándigo señala que no deja “de ser paradójico”, porque la imagen de “la virgen representa la paz, el amor, la armonía, la ternura, y lo que tiene en sus brazos (Hitler) es la representación de la maldad”.

Lo que resulta molesto para la Iglesia, valora el Obispo de Chontales, es que se transmita el mensaje de que dos cosas que son completamente contrarias, y están en la misma línea. Le resulta reprochable que se insinúe que la virgen apoya la maldad “cuando siempre ha aparecido aplastando el mal”.

Y aunque monseñor Hombach piensa que “ni vale la pena tomarlo en serio”, expresa que no deja de ser molesto que se busquen formas para “desacreditar a la virgen, a la religión”.

“Es una ofensa no solamente a la virgen, sino a todos los que han sufrido en este régimen que fueron perseguidos y maltratados”, concluyó.
Polémico autor

Según informaciones difundidas en diferentes medios electrónicos, Veneziano es un artista ya famoso por sus imágenes provocadoras. Fue él el autor de la pintura de la cabeza decapitada de la periodista italiana Oriana Fallaci. La insigne escritora falleció en 2006 a causa de un cáncer de pecho.

La exposición para la cual “La Virgen del Tercer Reich” fue elegida como cartel promocional de la exposición del pintor, reúne algunas de sus consideradas piezas más llamativas.









La exposición denominada "Provocaciones Pop", se presentan como inspiración de famosos personajes del pasado y del presente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada